conservación de fruta y verdura

Conservación de Fruta y Verdura

Es importante conocer la mejor manera de conservar la fruta y la verdura en casa. Si compramos alimentos de calidad pero no los guardamos correctamente, podemos perder calidad y frescura. Además, se nos estropearán antes o no conseguiremos que maduren de la forma correcta. La conservación de fruta y verdura es importante para mantener la calidad y nutrientes de los alimentos.

Hoy, os damos unos consejos para que aprendáis la mejor forma de guardar la fruta y la verdura una vez nos llegue a casa.

Trucos para la conservación de fruta y verdura:

¿Debemos separar la fruta y verdura al guardarla?

Desde Organizados te recomendamos separar la fruta de la verdura cuando vayas a guardarla en la nevera. Al ser alimentos diferentes, tienen diferentes tiempos de maduración, por lo que es mejor guardarlos por separado y que unos no interfieran en la maduración de otros.

¿Nevera o armario?

Muchas veces cometemos el error de guardar todas las frutas y/o verduras en la nevera, pensando que así nos durarán más tiempo en buen estado. Sin embargo, esto es un error, ya que no todos los alimentos se conservan bien en frío. Existen algunos que es mejor guardarlos en un armario o despensa. Por ejemplo, los tomates, las cebollas, la patata o el ajo, no son recomendables tenerlos en la nevera ya que el frío puede cambiar su sabor. Si queremos conservar la calidad y propiedades de estos productos es mejor guardarlos en un lugar fresco, oscuro y seco. Te recomendamos guardarlos en lugares donde tengan cierta ventilación, es decir, no los guardes en cajas cerradas, sino que tengan agujeros para transpirar.

¿Zonas de humedad o secas?

Según el tipo de alimento, es mejor conservarlo en un lugar húmedo o en uno seco. Os damos algunos ejemplos de alimentos que se conservan mejor con un cierto grado de humedad;

  • Acelgas, espinacas, lechuga… Siempre es mejor guardarlas dentro de la nevera con un trozo de papel de cocina mojado para darles la humedad que necesitan.
  • Alcachofas: Necesitan muy poca humedad, por lo que os recomendamos guardarlas en un tarro hermético, dentro de la nevera.
  • Apio, espárragos, brócoli y hierbas aromáticas: Lo mejor para guardar este tipo de verdura es meterlos en un vaso de agua y guardarlo en la nevera. Así tendrán la humedad que necesitan para mantenerse frescos por más tiempo. Como si fueran flores.
  • Mango, kiwi y papaya: Se conservan mucho mejor fuera de la nevera, a temperatura ambiente. En una zona fresca y seca.
  • Berenjena, calabacín, calabaza, higos, manzana: La mejor forma para conservar estos alimentos es en una zona seca. Aunque, una vez abiertos, siempre se conservan mejor dentro de la nevera.
  • Cerezas: Te recomendamos mantenerlas fuera de la nevera. Cuando estén maduras puedes meterlas dentro para que te duren un poco más.
  • Frutos rojos: Lo mejor es dejarlos en un tarro dentro de la nevera, y lavarlos antes de consumirlos para que no queden húmedos dentro de la nevera y se estropeen.
  • Naranja, mandarina, pomelo, lima, limón y plátanos: Consérvalos fuera de la nevera, a temperatura ambiente.

Consume calidad:

En resumen, cuando tenemos las frutas y verduras “ya abiertas” siempre se conservan mejor en la nevera, a baja temperatura. En estos casos siempre recomendamos guardarlas en el cajón de la nevera que está hecho especialmente para guardar estos alimentos. Tiene una temperatura diferente al resto de la nevera y las frutas y verduras se conservan mejor. Por el contrario, cuando aún no hemos abierto estos alimentos, hay que fijarse en si es mejor mantenerlos a temperatura ambiente o en frío.

Esperamos que os haya servido este post. Si queréis ampliar la información, os recomendamos este artículo publicado en El Mundo:  Conservación de fruta y verdura. Y, aunque sea un poco más de trabajo, te recomendamos seguir estas indicaciones a la hora de guardar la compra. En Organizados queremos que consumas la mejor fruta y verdura el mercado. Para ello, no solo seleccionamos los mejores productos para ti, sino que hay que aprender a conservarlos correctamente para mantener todos sus nutrientes y propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *