vitamina D

La Vitamina D y su Consumo

No se a vosotros, pero a mi (y me cuesta reconocerlo) la vitamina D de vez en cuando me ha salido un poquito baja en los análisis de sangre.

Pero no soy la única, según el ENIDE 2011 (Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española) más del 80% de la población española no ingiere la cantidad recomendada de Vitamina D de forma diaria.

Es más, de acuerdo con los valores de referencia de la IDR (Ingesta Diaria Recomendada, Carbajal 2003) podemos afirmar que la población española tiene ingestas deficitarias de vitamina D.

¿De donde proviene esta Vitamina?

Los alimentos más ricos en vitamina D son, por este orden:

  1. Pescados azules y moluscos
  2. Huevos, lácteos y derivados
  3. Setas
  4. Alimentos enriquecidos como cereales o galletas

No me olvido del aceite de hígado de bacalao, pero doy por hecho que no es santo de vuestra devoción.

¿Y que cantidad de vitamina D necesito al día?

  • Niños de 0 a 12 meses: 400 UI/día
  • Para edades comprendidas entre 1 año y 69: 600 UI/día
  • Mayores de 70 años: 800 UI/día

Las consecuencias del deficit de vitamina D cada vez son mayores, pues los avances en investigación aumentan cada vez más, si bien es cierto que como en todo hay mitos sin evidencia científica.

Lo que si está demostrado es que es fundamental para el mantenimiento de la mineralización ósea. Dicho de otra manera, para mantener nuestros huesos fuertes, además de ayudar a mantener en correcto funcionamiento el sistema inmune, endocrino y cardiovascular.

Una deficiencia severa de vitamina D causa raquitismo en niños y osteomalacia en adultos.

¿Y que pasa con la vitamina D que sintetizamos a través del sol?

Pues si, es posible obtener esta vitamina a través de una buena exposición solar. Se recomiendan periodos de 15 minutos diarios. No vale solo con que el sol nos de un poquito en la cara o las manos, de pasada y a través de la ventana. Debemos “tomar” el sol en áreas grandes de nuestro cuerpo como piernas y brazos, espalda… y cuidado las personas más morenitas pues necesitaréis mayor tiempo de exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *