meriendas

Meriendas y snacks saludables

¿Qué podemos poner como meriendas y snacks para nuestros hijos?

Se que todavía estamos con plena operación colegio, libros, uniformes, forrado, listas de material escolar y algo que a todas las madres les da panico, las temidas meriendas. Si, esos snacks para el recreo que debemos preparar a nuestros hijos y a los que tenemos más miedo que al total de la lista de libros!

¿Es complicado? Pues parece que si pero aquí va una guía con muchas ideas para todos los gustos.

Bebidas

AGUA y ya está, no pasa nada por ponerles agua en lugar de un batido super azucarado.

Los zumos los desterramos. Tanto los caseros como los de brick porque ambos llevan azúcar libre. El azúcar o fructosa de la fruta es bueno si se toma la fruta completa, con su matriz (su pulpa, piel en muchos casos…). Pero cuando hacemos zumo y desechamos todo lo demás estamos liberando ese azúcar y para nuestro cuerpo es lo mismo que azúcar blanco de mesa.

Lo que si valdría seria un batido e frutas hecho en casa por vosotras con las frutas enteras o un brick pequeño de leche entera.

Solidos

Fruta entera.

Fruta cortada. Para que no se oxide podéis meterla en un tupir lo mejor cerrada posible y añadirle unas gotitas de limón o lima.

Picos integrales. Harina integral, agua y levadura con un poco de chocolate que al menos tenga un 80% de cacao. Los mismos picos con un poco de humus de garbanzo, lenteja o cualquier legumbre. Lo podes hacer vosotros o comprarlo hecho.

Pan de obrador. Que sepáis que es de harina integral de verdad o pan de centeno, pan casa o a unas malas pan Thins integral. De todos los embalados es “el menos malo”. Con una tortilla francesa, un poco de lomo o jamón curado (no de forma habitual pues es una carne procesada aunque de las menos procesadas que hay), salmón ahumado, bonito en conserva y tomate natural, crema de cacahuete 100% cacahuete u otro fruto secos como las de @_alonga_ que me chiflan…

Galletas. No me gusta demasiado ninguna. Algunas de Gullón no están mal del todo y para momentos puntuales pueden servir. Tienen una linea sin azúcar que es aceptable, sobre todo si los niños os piden algo dulce de vez en cuando. Aunque en esos casos mejor ofrecerles primero un poco de chocolate 80%. También hay recetas de galletas caseras muy buenas con harina integral, dátiles, harina de algarroba, plátanos, avena…

Frutos secos:

Y algo que se nos olvida y que a muchos niños les encantan son los frutos secos: pasas, dátiles, hijos, albaricoques… siempre que la edad lo permita. Son una buena opción para acompañar las frutas. Y ya si son más mayores, la combinación de crema de fruto seco con ciertas frutas como plátano o manzana está de morirse de rica. Anacardos, cacahuetes, almendras, nueces, avellanas… siempre crudos o como mucho tostados.
Y muchos de estos ejemplos se pueden aplicar a desayunos. No es necesario, de hecho por favor, debemos ir cambiado esto poco a poco. Dar a los niños cereales, leche, cacao lleno de azúcar, bollos, tostadas de pan blanco con mantequilla… esto da para otro post que pronto llegará.

¡Esperamos que vuestros niños disfruten de sus nuevas meriendas saludables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *