desayuno

¿Qué hago con el desayuno?

Muchas sois las que me preguntáis a menudo qué dar de desayunar a vuestros hijos. O que tomar de desayuno vosotras y vosotros mimos. Galletas, cereales o pan son las opciones que tradicionalmente se consumen en los hogares españoles. Pero ¿son estas opciones las mejores que tenemos a nuestro alcance? Rotundamente no. Si os fijáis en el listado de ingredientes de todas las galletas, panes o cereales que están en vuestros armarios descubriréis que no es oro todo lo que reluce. Y que en su mayoría contienen azúcares y grasas refinadas por doquier.

El problema es que si os quito los cereales, pan y galletas me diréis: ¿y que desayunamos?

Opciones para un desayuno sano y nutritivo:

Aquí van algunas opciones, saludables, completas y al alcance de todos:

Lácteos de calidad. Cuando hablo de lácteos de calidad no me refiero solo a leche de vaca. También incluimos yogur natural, siempre natural, cuyos ingredientes sean leche y fermentos, kefir de leche de vaca o cabra, queso fresco, requesón… El lácteo puede ir acompañado de fruta. Un bowl de fruta fresca con yogur y frutos secos o cacao desgrasado es una opción estupenda para niños y mayores.

Huevos. A la plancha, en tortilla o cocidos son una muy buena opción, rápida y que incluso se puede dejar hecha de un día para otro. Acompañado de tomate con sal y aceite o de medio aguacate quedarán muy ricos.

Pan. Si, pero pan de verdad, con al menos un 70% de harina integral y sin aceites refinados. Lo mejor es comprarlo en algún obrador en el que sepáis que lo que os ofrecen sea de calidad, podéis comprar hogazas grandes que os las corten y congelar, el día que queráis tomar una rebanada solo tendréis que sacar del congelador y tostar. Como opción envasada lo mejor es ir a lo seguro: pan Wasa o pan de centeno alemán.

Galletas. Yo no he encontrado ningunas que sean 100% ideales como para consumirlas a diario. lo mejor es hacerlas: copos de avena, plátano, dátiles y al horno.

Porridge de avena. Avena, leche, canela o cacao y al cazo! En dos minutos tendrás un porridge rico y sano que junto con unos frutos rojos congelados (se descongelan en 15 segundos en el microondas) harán las delicias de todos.

Qué descartar en nuestro desayuno:

En el desayuno, y en general siempre, por favor, evitar los zumos. Es mucho mejor la fruta entera. Que sepáis que cuando a una fruta, por ejemplo la naranja, se le extrae el jugo y hacemos zumo eliminando así una parte de la misma: la matriz. El azúcar que contiene, llamado fructosa, se convierte en azúcar libre y deja de ser “bueno”. Así que fruta si, zumos no. ¡En batido no pasa nada si se les añade la fruta completa!

Espero que con estas ideas vuestro desayuno cambie, y poco a poco sea más sano sin dejar de ser rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *